Estudios que demuestran que el secado con aire es más higiénico y eficiente

Los científicos aseguran que las toallas que usamos a diario para secarnos, ya sean las corporales como las de manos, son caldo de cultivo de toda clase de bacterias y hongos, no en vano, son el medio ideal para su proliferación al contener los requisitos indispensables para garantizar la vida de los microbios: agua, temperatura cálida, oxígeno y pH neutro.

Partiendo de lo anterior, nos gustaría enumerar dos estudios realizados por prestigiosos expertos que analizan el uso de secadoras de manos, que concluyen que estos aparatos son totalmente seguros a nivel de contaminación bacteriana, siendo estas conclusiones extensibles y aplicables a los secadores corporales.

• El estudio bacteriológico realizado por el Dr. Paul E. Walker del Public Health Service Hospital Seattle, Washington (USA), para el que se emplearon más de 304 cultivos bacteriológicos, evidenció una reducción muy significativa de la contaminación cruzada de las manos cuando se utilizó una secadora de manos.

• El estudio realizado en 2013 por el “New York State Pollution Prevention Institute (NYSP2I) Research and Developement Student Competiton project” , que determina que las modernas secadoras de manos son más eficientes, más seguras a nivel de contaminación bacteriana y además más respetuosas con el medio ambiente.

Así pues, los resultados de los estudios expuestos avalan que el uso del aire como manera alternativa de secado es más higiénico que el método tradicional del uso de toallas.

Si al factor de higiene le añadimos que Valiryo implica bienestar, relajación muscular, más seguridad en el baño y tener la piel mucho más suave. ¿Qué más se puede pedir?